Día seis: 2

Pieldolor

Pocho Álvarez W.
Ecuador, 2011, 66′

pieldolor

antes de que los ojos puedan ver
deben ser capaces de llorar

La cita del poeta César Dávila Andrade prepara el ambiente dramático del documental, todo artilugio es desecho desde un inicio, como el anuncio urgente de una mala noticia que debe ser entendida sin rodeos y atendida, si bien rápido, con mucho cuidado.

El director Pocho Álvarez, el más conocido de un escaso cine activismo en Ecuador, trata en Pieldolor los derroteros de mujeres y la violencia que casi opaca sus vidas. En un notable ejercicio de romper encantamientos las mujeres hablan, rompen su voz rememorando un pasado que siendo muy doloroso es imposible de olvidarlo pero es la huella que dice de todo un tiempo que es mejor no enterrar, luego lloran, ya no de impotencia sino porque en la inverosimilitud de todo cuento de terror hay algo de cierto que rebasa todo límite sensible y racional, eso que los hace tan reales.

Las agresiones han sido tan brutales que una sola pudo bastar para dejar más que una cicatriz o un triste recuerdo: un país sumergiéndose en una de las violencias que más muertes cuenta a lo largo de toda la historia universal. Y como parte de esa historia infame, como sus gestores de huesos roídos, camina un sacerdote en una oscuridad perturbada por santos agonizantes y sangrantes. Él, junto a otras imágenes, simboliza en el documental la anacrónica defensa de las ideas religiosas sobre la dominación de cualquier persona que no tenga falo o no lo asuma con ceguera y violencia. Por eso también están los valiosos testimonios de mujeres trans, ellas han hecho carne a ese famoso lema feminista de Simone de Beauvoir: la mujer no nace, se hace; y de otro lado también aparecen adolescentes vistas como mujeres para explotarlas sexualmente. En ese momento tan pesado -como el mismo hecho de presenciar la locura de la institución- el director se vale de varios recursos técnicos para proteger la identidad de las menores de edad, pues es importante cesar con su estigmatización, igualmente la distorsión de sus voces es una expresión del enredado mundo de la explotación sexual.

En todo el documental, con intermitencias, de un modo poético cada testimonio e intertítulo del documental se entrelaza en una danza de cuerpos que exigen romper el silencio. Si hay un hilo conductor que lleve al público de un sitio a otro es éste: el baile que teje en un todo voces, rostros y música. Sombras, bosques, madejas de hilo y máscaras en movimiento nos dicen de un gran trabajo dramático para hacer que Pieldolor no caiga en el derrotismo ni la conmiseración. La danza como recurso narrativo da alivio al espectador, es la sensibilidad que corre más allá de las lágrimas, las cifras y lo visible de la violencia.

Si bien es un documental incómodo, por lo inconcebible del pacto social para levantarse sobre la violencia, se vale de elementos para dar un valor singular a las entrevistas para que se sobrepasen a sí mismas. No es un documental informativo, y aunque sí tiene algo de pedagógico no es apurado decir que siendo un documental hecho por un hombre Pieldolor no es feminista sino un documental con un viso más social, más de la vergüenza de creer que Ecuador es un país libre de violencia, y que clama a las generaciones contemporáneas desbaratar valores. Además dice mucho de aquellas cosas que sólo se pueden ver en el cine -raramente en la televisión-: la fuerza vital que empuja a las rupturas totales y los lugares sutiles que habita el dolor.

Próxima y última función: domingo 19 de mayo, flacso cine: 17h30

pd: Pocho Álvarez, en la conversación después de la primera función en respuesta a una pregunta, incitó al público a sacar copias de la película, así que a las organizaciones, colectivos y gentes individuales que les interese proyectar y difundir Pieldolor pueden acercarse a la Cinemateca Nacional de la Casa de la Cultura.

Anuncios

Se ha dicho, sea dicho:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s