Como cada tanto

Es el momento de una desconocida incertidumbre. 
Mis demonios parecen haberse calmado, no me agitan, no me duermen en cero, 
y en sueños veo gente que conozco -eso casi nunca me ha pasado.

Como cada tanto
he destruido uno que otro ídolo -leones de papel-
y la cadena que até a ellos.
     Lo saboreo con sangre
     pues he mordido mis labios.

Sin embargo hay amenaza, caí adentro, me he levantado,
pero el terrible miedo de encontrar otro precipicio y no tender la cuerda,
     ¡por qué tendría que poner seguros y nudos!
es un miedo hielo.

Entonces llenaré con soplo diáfano aquel tímpano abismo
para que no se derrita lo más rápido.
Es inminente 
no detendré el movimiento 
     eso llevaría al otro paso.

Gabriela Toro Aguilar. Noviembre, 2012.
Anuncios

4 comentarios en “Como cada tanto

  1. Me quedé con la incertidumbre desde a última vez que nos vimos. Así que me di una vuelta por aquí, que bakán que lo compartas Gaby.

Se ha dicho, sea dicho:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s