Reflexiones sobre la producción, reproducción y recepción de la imagen fotográfica y, por lo tanto, también aplicables a la imagen cinematográfrica.

disparocompulsivo

 

En la actualidad nos movemos en un contexto social y cultural que ha sido notoriamente modificado por los avances tecnológicos. Sería muy difícil hoy imaginarnos una vida sin celulares, televisión, internet, etc. Estamos sumidos en una especie de necesidad permanente de estar “conectados con el mundo” a través de cualquiera de estos aparatos tecnológicos.

Probablemente hoy Alonso Quijano no enloquecería en las bibliotecas devorando novelas de caballería sino absorto frente a la pantalla calidoscópica del ordenador, una ventana que nos abre un mundo doble y simétrico, como el que Alicia descubrió al atravesar el espejo, un mundo paralelo en el que podemos vivir y aventurarnos, y en el que la realidad puede doblegarse en gran medida a nuestras apetencias.[1]

Nos encontramos ahora en la etapa de la “era de la electricidad” (término referido por Derrick De Kerckhove), donde nuestro imaginario colectivo, nuestra configuración cultural y por lo tanto…

Ver la entrada original 1.739 palabras más

Anuncios

Se ha dicho, sea dicho:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s