D – W

Water Children

Aliona van der Horst, Países Bajos, 2011, 75’

Este jueves 17 inició el festival 11 de los Encuentros del Otro Cine (Quito, Ecuador) con Water Children de Aliona van der Host, directora que presentó en persona dos de sus documentales en los EDOC9 y que esta ocasión lo hizo con un video grabado que no era sólo un saludo sino que emotiva y amistosamente nos invitó a ver su película no desde interpretaciones lógicas y racionales, la invitación era ver sin prejuicios; pues todo lo que vemos y lo que no, además de llevar consigo materia y tiempo, para nuestra especie, puede tener significado y por lo tanto nos llega a importar en nuestras vidas. Fue una apertura particular para la cinefilia crítica de este meridiano, lejos del hielo semi-formal y los chistes sin gracia de los festivales de la industria del entretenimiento, pero eso sí, sin olvidar los detalles de protocolo y dar alguna sorpresa, Manolo Sarmiento, director del EDOC11, nos recordó el día internacional contra la homofobia y el amor que ronda ahora a los tribunales quiteños para que una niña pueda tener en su partida de nacimiento el nombre de sus dos madres. Un inicio lleno de cariño y reverencia por el amor y la vida distintas.

12000 white silk dresses (picture by Kazue Kawase)

La sinopsis del sitio web dice “As a film about fertility, Water Children is an ode to womanhood and the body”. Pero como no lo quise ver sólo desde ahí diré otra cosa. WC es un documental sensible, muy sentido y que nos habla de la vida y de la muerte, desde la menstruación -su despedida- convertida en gran metáfora en la enorme instalación de la artista y pianista holandesa-japonesa Tomoko Mukaiyama. Son doce mil vestidos blancos de seda que se disponen como una catedral, y los visitantes de la obra -ubicada en una aldea japonesa-, mujeres y hombres, dan vueltas sobre ella, descansan en su centro, lo hacen en silencio, “como en un rito”. Sus miradas en la pantalla, sus reflexiones sobre temas que todavía son tabús, dirá poco a poco, con un estilo poético propio de la realizadora -notable en su documental Boris Ryzhy-, lo que se está desatando fuera de ella. Ahí es donde la obra de arte entra en acción, se realiza, ha salido de ella y toca los recuerdos de muchas familias, hace su respectivo duelo según dependa el caso: los que nacieron y murieron, los que no nacieron y los que no pudieron ser concebidos.

Water Children on rock at Sado Island

Igual que los visitantes de la instalación, el espectador rodea esa catedral, se vuelve siempre a ella. La luz que rebota de los vestidos blancos es atrapada en los cuerpos y van hacia el público como anécdotas cómicas y relatos dolorosos. La música en cambio le da respiro a largos silencios de pena y a las palabras dichas por primera vez en la vida les deja entrar sin miedo -en esa catedral de luz y sangre-, las manos de Tomoko sobre el piano, deslizándose de una nota a otra, son las olas que los niños de agua ven en el mar; vienen y se van, chocan y se disuelven. El agua y las rocas: de donde sale todo y a donde se vuelve al final. Por eso para mí este documental no es sobre la feminidad ni el cuerpo, empieza ahí, sí, en el límite, la frontera conflictiva de la piel, y termina en el mar, con los ojos de los niños de agua fuera de cuadro, viendo lejos, quizá también al horizonte, frontera abstracta, depósito de anhelos y pérdidas.

Anuncios

2 comentarios en “D – W

  1. se ve bien interesante, sabía que los edoc empezaron pero no se bien la programación, sabes tú dónde puedo conseguirla?

    y sobre el tema, pues no sé… como que el tema en si es super amplio, porq no dice aborto, no dice menstruación, no dice “arrojo”, más bien viendo el trailer y leyendo tu reseña es como que el tema es la vida y la muerte desde la matriz o desde la mujer… estoy en lo correcto?

    y no sé, todo esto me hace acuerdo a algo que la nati me decía alguna vez: que la concepción es vida, y no es una cuestión de moralina, sino de ser claros de que si uno pone fin a esa vida es por muy buenas razones, sean calificadas como egoístas y/o altruistas. no sé, así como se defiende la vida (digna) creo que hay que defender la muerte (digna).

    • acertaste miro!!!… la programación de mano la consigues en las sedes del festival, o puedes tomarte el largo trabajo de ver en la página del festival o en el fb… sabes, creo que en el docu no se habla jamás del aborto, creo que yo lo sospeché, desde lo personal, y claro que siempre hay que defender la buena vida y la buena muerte. gracias x leerme miro!!!

Se ha dicho, sea dicho:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s