Abril 2012. El Abasto, Buenos Aires.

Fotografía: Gabriela Toro. Edición: Karen Toro.

‎¿Dónde están las palabras, dónde la casa, dónde mis antepasados, dónde están mis amores, dónde mis amigos?

No existen, mi niño. Todo está por construir. Debes construir la lengua que habitarás y debes encontrar los antepasados que te hagan más libre. Debes construir la casa donde ya no vivirás solo. Y debes construir la nueva educación sentimental mediante la que amarás de nuevo. Y todo esto lo edificarás sobre la hostilidad general, porque los que se han despertado son la pesadilla de aquellos que todavía duermen.

Tiqqun

Hace más de nueve o diez meses que no tomaba fotos que me agradaran, muchas no me gustaban y dejé mi cámara fotográfica guardada en un armario. Conversar con conocidos me era insoportable y no reconocía las calles ni la luz tibia de la mañana. No faltaba poco para que los espejos no me reflejen pero seguía siendo raro; los taxistas o las tenderas me preguntaban si era de otro lugar, no entendían el fin de mis actitudes -que no buscaban nada- y creo que empecé a ser sospechosa bajo otra forma, quizá una de figuras claras y confusas y que no abre expedientes en los registros de la policía.

Me preguntaba de esa separación, ¿se había roto algo? ¿qué había en aquellas cosas que tocaba la luz y que por mí no pasaban?, lo evidente invadía todo y era asfixiante. Las respuestas no vendrían solas hacia mí, así que decidí partir, era ir para hallarse. Quería imágenes que encendieran algo. El enfrentamiento de cosas y lógicas contradictorias, jugando a alterarse, combinando frases, palabras, ropas o gestos; quebrándose unas a otras, cosiéndose o parchándose. Sin sorpresas pero tampoco sin brillo. Por eso ahora el reto no se queda en los límites que puedo poner a estos rompecabezas, pues no sólo se trata de ser parte de este mundo -creer que lo conozco- sino de hacerlo en lo que veo. Tejer con mis ojos lo que la luz pinta, tramar historias y romper espejos. Se trata de muchas cosas y de una sola -dar sentido a las cosas.

G.

Anuncios

5 comentarios en “

  1. había un texto de foucault (creo que era de él) donde catalogaba a la fotografía como una apropiación abusiva (en otros términos, capitalista) del mundo, de la gente… pero discrepo. creo que sí es abusivo cuando uno se pone a tomar fotos como los gringos acá que de pronto ven a una mendiga indígena en la calle y tas! se la llevan como recuerdo exótico. por otro lado, tu foto por ejemplo, no es apropiación, es justamente ese reflejo, ese espejo de lo que se vive… es decir, eso ES lo que debe ser la fotografía.

    me encantó la foto, una bestia! y la cita también, ¿quién es tiqqun? no cacho.

    • aún no sé qué mismo es Tiqqun, pero lo que está claro es que escribían textos clandestinos en Francia, textos insurreccionalistas pero no tan fáciles como propaganda, tienen un alto contenido crítico y filosófico de ahora miro.. ya te cruzo; lo de la foto, no sé… un fotógrafo español dice que la fotografía pertenece más a la ontología que a la estética, eso es muy serio y grave, a mi modo de ver, porque hay dispositivos, los discursos -que son los que activan a los otros- que quieren regir a lo visual como parte de verdad… re positivistas, creo que es por la crisis de verdad que todos estamos pasando, pero en cambio no dejar de lado la imagen ni el ojo sin pretender construir verdades ni tampoco “evidenciar” vacíos… está para conversar ¿sí o qué?

      gracias miro por el comentario.

  2. como dice un viejo fotógrafo español que al final no hacemos fotos con la cámara sino con la memoria. Hermosa foto y texto Gabi, abrazos…

    • qué sería de la retina si pudiera guardar cada imagen que ve…, hay que borrar cosas para dar espacio a la memoria, para que otra imagen ocupe un momento del día… ¡gracias Juan!

  3. a veces a uno le cuesta reconocerse en el espejo porque este refleja el mundo paralelo que nosotros ponemos frente a él y depende del ángulo desde el que lo estemos viendo.. basta moverse un poquito.. y como dices a veces mejor romper ese espejo, y mejor todavía dejarse invadir por la luz!
    tan lindas tus fotos me llenan de una alegría mezclada con miel y un poquito de nostalgia.. debe ser el abasto mismo y verme caminando por estas calles ahora extrañándote siempre.

Se ha dicho, sea dicho:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s