nada nuevo-tal vez

Acá, ya, sí, es Enero. ¿Otros tiempos? No sé.

En estos lapsos que se nos ha dado por llamarle segundos, minutos y horas, también he pensado en contarles cosas, en colgar algo aquí. Nada nuevo, tal vez.

Comparto un poema de Vladimir Herrera -por lo pronto-, del libro Mate de Cedrón, porque siempre está bueno escuchar qué dice el viento del tiempo. Je.

2
La emoción que tengo del milenio son unas estatuas de
   nieve
        y nubes que corren,
No hay ardor,
Ni grandes ni pequeñas imágenes
        que emerjan del río sucio de la época,
Y la posibilidad de desesperar-nos
                                  mirando correr el Sena
                 el Huatanay o el Vístula
                                          no es gran cosa
        arremetidos por la luz del sol del escándalo.

* *

Lo que yo creo es que si no es por que los años son la acumulación del paso de los días no estaría aquí. Los años, cada uno, por separado, se balancean, son bloques, pesan, pueden golpear duro la nuca, acá se viene otro y ya. Está. ¿O qué?

Sí, todas las ganas locas de hacernos lo que somos, lo que queremos, de ser explosión, de granos de tierra negra volando a todos lados como la pirotecnia de los festejos.

*

Un gran abrazo para toda la gente que son mis pocos buenos amigos, para los que serían, donde estén, ojalá nos encontremos, este año o en cualquier calendario. No importa.

Gabriela Toro.

Anuncios

2 comentarios en “nada nuevo-tal vez

Se ha dicho, sea dicho:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s