R – T

Chaupi punllapi
tutamanta

Y anocheció
al mediodía

The Darkness of Day (La oscuridad del día), EEUU, 2009.

El suicidio, repasarlo, acordarse algún momento de todo ese halo que lo rodeó. Acercarse en el acto de un diálogo ausente, para solo tener intuiciones de cómo sucedió, el por qué.

Jay Rosenblatt se arriesga a hacerlo, toma unas cuantas cintas de institutos, de colegios, filmes de estudiantes en 16mm que terminarían en botes de basura. Es así como en el rompe-cabezas que se arma hay varias piezas, unas grandes como ciudades y rascacielos, puentes famosos con su ingeniería que tienta a la neblina y sus visitantes, también hay campos con bosques humeantes tras los incendios, el fuego consumado entre los gritos de los árboles.

Este documental de no más de 26 minutos toma de la mano -muy despacio y con calma- a quienes estén dispuestas/os a una cita breve en pequeños paisajes y espacios por donde ha pasado la muerte, la que no entendió de azares ni sorpresas. El director no deja escapar varios puntos del tema que se apoyan en narradores (voces que viajan entre citas de algunos reconocidos escritores, como Hemingway o Camus) que acompañan las imágenes en blanco y negro. Sin embargo también se hace de otra voz muy importante, una primera voz negada de algún momento, que es la de Jordan M. Greenwald en el diario de sus últimos días, amigo de JR.

Para Rosenblatt ponerse de un bando también sería dar una respuesta a algo que huye a las formas, peor aún a una sola forma, a una figura. Serio error. Pero creo que su misma formación como psicólogo y el trabajo de terapeuta, aparte de director y profesor de cine, es la que ha influido para tener en The Darkness of Day algunas miradas sobre el suicidio y no un moralista veredicto final.

Si habría que advertir algo lo único que me queda por decir es que sería en vano pedir respuestas a los propios momentos de angustia y desesperación en este documental, tampoco hallarás razones claras si la búsqueda va por soluciones a las incesantes preguntas para la decisión de nuestros seres cercanos. Ah, y que en ningún momento verás un punto neutro, un análisis clínico, adjetivos altisonantes, o apologías a seres atormentados. Verás mucha gente, de todo tipo, con muchos nombres, de varios sitios, de uno que parece el mismo planeta.

Anuncios

2 comentarios en “R – T

    • amigo, sus deseos son órdenes… cambio y fuera y también lo pongo en el youtube (cuando pueda, porque intenté berrearlo en la red pero las restricciones me lo impiden… malditos 15m de límite…)

Se ha dicho, sea dicho:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s