Amantes

Se encuentran tantas curiosidades en los bares, y en especial en los baños. Para las personas que están en permanente rehabilitación por hígado graso, antecedentes de hepatitis A, colitis, algún cálculo en la vesícula o, peor aún, en el riñón, etc., el encuentro en esos sitios puede ser todavía más interesante. Besos fugitivos, tocadas sediciosas de mentes violentas. También papeles en el tacho de basura, afuera y cerca, también en los lavabos o detrás de los espejos, recuerdos de fotos viejas.

Y hoy en la madrugada encontré esto, en serio no pensé verlo (y un poco extraño también, por la linda caligrafía, pero noté algunas letras más visibles, el papel muy sucio amarillento, seguro por la cerveza):

A los aludidos si un día pasan por aquí llamen no más si sienten y saben que lo hicieron bien,

No importa si sólo era un gran abrazo lleno de pasión o un beso que gritaba con desesperación por esa amistad tan extraña o el mordiscón que yo no deseaba pero que me sacaba de una niebla enrarecida o si fue un sexo no tan fácil ni rápido sin prisas ni armaduras.

Pues aunque yo devore –y sobre todo a mi misma, por mi propia petición– también expulso huesos de la boca.

Detesto y me repugna el miedo, aunque vivo en sus márgenes caóticos; con muchas preguntas todos los días.

Bueno, también pueden llamar si es que quieren hacerlo bien, no me importan sus resbalones, si son tropiezos tan comunes, si todavía tienen la moral formal y la quieren olvidar.

Busco amantes con paciencia. Personas, adentros, ignoro lo que puede caber.

* *

Esto de los afectos siempre será complicado. Se invade silenciosamente por las contradicciones, se hace de gestos pequeños -que son pistas y señales de los residuos de otras historias.

Intentar comprender porqué las personas hacen una cosa u otra es una tarea que lleva mucho tiempo y obliga a dejar trabajos, faltar a clases, acudir más al homeópata o al terapeuta. Cosas de esta índole: tomar a la mentira como concesión para un momento menos incómodo pero más lejano de sí mismo, o no querer empezar de nuevo porque hay vanas ilusiones de un regreso pero es inminente el cambio mutuo, entregarse en silencio y no estirar toda la cara al sol.

Anuncios

2 comentarios en “Amantes

  1. me encanta lo ke escribiste.. ‘aunque yo devore.. también expulso huesos de la boca’
    es así, está bueno sacar los trapos sucios al sol dicen ja, desempolvar recuerdos que sean eso, un recuerdo, talvez ni triste ni alegre solo una suspensión de lo que ha sido.. unas palabras rotas.. mojadas con cerveza una foto nocturna que transmite un cálido momento de pasión..
    i love it
    kokoro

    • La mujer devoradora, la de Noche sin Fortuna, la que juega con la pasión y el amor a la vez, una sin clasificación o que no quiere clasificación. Esa expulsión de huesos también provoca molestias para quien los bota, esto demuestra que pertenece a la especie de los homo sapiens.

      Gracias kokoro.

Se ha dicho, sea dicho:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s